martes, octubre 16, 2018

memoriam noctis.


Saque del balcón aquella planta que me diste.
Había crecido demasiado.
Tampoco puedo escuchar  a Louis Armstrong sin sentir un dolor en el pecho.
Y cuando me quedo mirando mucho tiempo las estrellas, ellas parecen formar tu nombre, porque sos el único que entendía mi obsesión con el universo.
Te contaba mis teorias y vos fingias escucharme, porque creías que era tan inteligente. 
Vuelvo al balcón y la noche me hace recordar el color de tus ojos.
Eras el universo y nunca lo supiste.
Y a veces me dan ganas de llorar, y esta bien.
Me hacías tan bien, lo se.
Pero ahora te fuiste, y yo te escribo.
Faltan palabras.
Perdón por el vacío, amor; Pero te llevaste todo lo que tenia,
incluso esas 3 palabras que siempre tuve miedo de decir.
Ni siquiera se como pronunciarla, no sin vos.
La puerta sigue abierta. 
Vení, vení como siempre que te fuiste, y ya que estas, tráeme de vuelta a mi también.
Te extraño tanto, y de tanto que lo hago, aprendí a extrañarme a mi también.

Share:
© Blossom Ikebana | All rights reserved.
Blog Layout Created by pipdig